viernes, 1 de octubre de 2010

Los milagros existen

Por algún rincón del Olimpo debe de andar todavía Prometeo, benefactor de la humanidad. Compadecido de sus dolientes criaturas que suplicaban desde los áridos desiertos unas horas decentes para dar clase de GRIEGO II, ha debido de rebuscar por los palacios azules y, moviendo ciertos divinos hilos, modificar los horarios. Mirad nuestra nueva distribución y veréis que, como manda el precepto bíblico: "Las últimas serán las primeras" (hay que ser políticamente correctos). Ahora ya no cerramos el local, LO ABRIMOS.
Sea como fuere, ya no nos quejamos (por si acaso) y agradecemos a los sempiternos el favor. Ya se sabe que : "Cuando los dioses quieren castigarnos... nos conceden nuestros más íntimos deseos".
NOTA: Esta cita no es ni de los clásicos grecolatinos ni de la Biblia, un positivo para quien me diga de qué película la he sacado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Quizás MEMORIAS DE AFRICA?

Cap.Nemo/Glaukopis dijo...

Por fin, alguien que me contesta por escrito. Ya creía que estaba sola en este mundo. Memorias de África está llena de frases redondas, al menos para mi gusto: el brindis "Por la cándida adolescencia", esta que mencionábamos... No obstante mi favorita es otra: le preguntan a Finch Hatton (sobre libros prestados y no devueltos, para los que no os sabéis de memoria la peli): "Y ¿perdería usted un amigo por un libro?". Respuesta: "Yo no, pero él sí".
Anónimo, felicidades y gracias por contactar.