martes, 5 de abril de 2016

El poeta de la luz

Habréis visto que en la biblioteca hemos recopilado efemérides para este curso y entre los distintos autores de los que vamos a celebrar aniversarios aparece un tal Odysseas Elytis, fallecido hace 20 años. Cuando surgió su nombre no todos lo conocían (es mal de poetas) y me prometí a mí misma que, tarde o temprano, os traería un cachito, a modo de muestra, de este cretense afincado en Atenas que fue conocido como el poeta de la luz. El premio Nobel (1979) reconoció su talento, ahora falta que lo "conozcamos" nosotros. Os propongo este por lo oportuno de la fecha y de las referencias.

ES DIGNO
LA PASIÓN
B ́

Me dieron la lengua griega
la casa pobre en las playas de Homero.
Mi lengua, mi única preocupación en las playas de Homero.
Allí sargos y percas
verbos azotados por el viento
verdes corrientes en el azul
cuanto vi encenderse en mis entrañas
esponjas, medusas
con las primeras palabras de las Sirenas sonrosadas conchas con los
primeros y negros estremecimientos.
Mi única preocupación mi lengua con los primeros y negros
estremecimientos.

Allí granadas, membrillos
dioses morenos, tíos y primos
vaciando el aceite en enormes tinajas
y brisas del barranco exhalando perfumes
de mimbre y de lentisco
de esparto y de jengibre
con los primeros gorjeos de los pinzones,
dulces salmodias con los primeros Gloria a Ti.
Mi única preocupación mi lengua con los primeros Gloria a Ti.

Allí laureles y palmas
incensario e incienso
bendiciendo los combates y los mosquetones.
En un suelo cubierto con el mantel de viñas
los humos, los golpes
y Cristo resucitó
con las primeras salvas de los griegos.
Amores secretos con las primeras palabras del Himno.
¡Mi única preocupación mi lengua, con las primeras palabras del
Himno!

Nota: La traducción y puntuación corresponde al texto tal como lo he encontrado publicado en Muestrario de Poesía 30-El Adivinador de Hojas-Odysseas Elytis.