martes, 14 de enero de 2014

Con esfuerzo y poco a poco

El milagro de este oficio consiste en ver que lo imposible (o casi) se materializa. Mis alumnos ya traducen Homero (de momento muy despacio y con gran esfuerzo) pero el poeta les ha hablado. La tarea se vuelve a veces muy complicada cuando los héroes se amontonan para volver a la luz del campo de batalla o cuando se suceden los días y las noches en la confusión de la lucha. Para ayudar aquí está el esqueleto del relato y algunas otras cosillas, mañana al alba los ejército deberán estar en formación, dispuestos a atacar, los unos en silencio y los otros con estruendo y griterío como las grullas...