domingo, 3 de junio de 2012

La isla perdida

Los viernes a última hora hay clase de Griego. Es la clase más difícil de la semana, todos estamos cansados (ahora también acalorados), hambrientos y nos llama más el sol del mediodía murciano que se asoma por las ventanas que la declinación del participio de "quiensabequé". Mis alumnos, que me saben débil en ese momento y lugar, intentan inexorablemente cada viernes sacarme de los ásperos caminos de la gramática y que juntos abramos las alas y nos demos un garveo por la Grecia antigua. Y, a veces, lo consiguen, ¿y por qué no?
Hace unos días J.A. (uno de los más expertos provocadores) preguntó por la leyenda de la Atlántida y... ya estábamos navegando por el Egeo, en torno al 1600 a.C.
La isla perdida

View more presentations from Mª Amada Patiño.
Nota: Dedicado especialmente al "Club de despistadores de clases de Griego de los viernes".