lunes, 6 de octubre de 2014

Por nuestra cuenta

Esta semana se celebran las fiestas patronales de nuestro rinconcico del mundo (que no es precísamente griego) y se han elegido las reinas de belleza necesarias para tales eventos. Como suele suceder no estamos del todo de acuerdo con el veredicto del jurado, sería como renunciar a nuestra forma de ser. No es que la ganadora no lo merezca, es que nos gusta más nuestra candidata, porque, y no es pasión de profe/compañeros, era la más bella, elegante y fotogénica. ¿Alguien lo duda? Lo demostramos con estas fotos:
 Nos rendimos ante esta deslumbrante Ana con ese precioso vestido de aire griego. Pero, ¿saben?, lo mejor de ella no está en la foto, los que la conocemos y la tratamos cada día sabemos de lo que hablamos.