miércoles, 21 de abril de 2010

Éxito rotundo

Una cerrada ovación (o varias) fue el premio que los alumnos de Griego I recibieron por sus esfuerzos en mostrar a los amigos daneses las delicias de la poesía amorosa en español. De los antiguos griegos aprendimos las leyes sagradas de la hospitalidad y las pusimos en práctica lo mejor que supimos: muchos vencieron sus timideces para la ocasión y entre todos pasamos un rato divertido con final de fiesta musical en directo.
Hay una crónica más detallada en el blog de la biblioteca pero, desde aquí, Glaukopis da las gracias a todos y apostilla: "¿Quién dijo que no era posible?¿No somos "de Humanidades"? Pues nada de lo humano nos es ajeno, que dijo aquel."
Como estábamos a oscuras no tenemos fotos, pero la gesta merece que sus autores pasen a la posteridad, así que nos "retratamos" luego en clase, así de felices.

3 comentarios:

Conchita dijo...

Me alegro de que todo haya salido tan bien. ¡Buena profesora que tenéis!Valorad su esfuerzo.
Saludos.

juan dijo...

Madre mía que recuerdos!! me encantaría volver a esos momentos, no solo a ese día, si no a los dos años que pasé en el instituto. Inolvidable. Un saludo y un abrazo fuerte #somosdegriegosomosdiferentes

Mª Amada Patiño dijo...

No añores volver, Juan, nunca te fuiste del todo. Aquí se quedó un pedacito de ti porque los que fuimos (y somos) de griego seguimos siendo diferentes. Esta pequeña Ítaca está encantada de recibirte siempre que quieras.